Cargando...
05-03-18 Prensa

Temporada alta de tuppers

Como armar viandas rendidoras aceptadas por los chicos y que cumplan con las necesidades nutritivas.

Después de meses con algunos permisos en las comidas, la vuelta a clases implica el desafío de incorporar o recuperar una alimentación más saludable y que cumpla con las necesidades nutritivas de cada etapa de crecimiento.


“En las vacaciones, todos nos desordenamos un poco. Nos dormimos a cualquier hora y ni hablar de lo que comemos. Esto no es bueno ni malo. Solo es un cambio. Pero lo adecuado, en este momento, es retomar algunos hábitos, sobre todo en cuanto a la alimentación”, sugiere el médico pediatra Diego Montes de Oca.


Pensar y programar cómo armar la launchera de los chicos es un buen paso para cumplir con este objetivo y evitar caer en comida chatarra y con calorías vacías. Te damos las recomendaciones para lograrlo.


La clave es preparar opciones que sean aceptadas por los chicos. Sabemos más que de memoria que de lo contrario el tupper volverá intacto. ¿Cómo armar un plan semanal? La licenciada en nutrición Teresa Cóccaro, responsable del área en INEBA (Instituto de Neurociencias de Buenos Aires), da algunas sugerencias. 


Como platos principales

- Sándwiches en pan integral de pollo, carne roja magra, queso o huevo y vegetales.

- Tartas de verduras, de jamón y queso, pollo o atún (mejor si son sólo con una tapa y con masa integral).

- Empanadas de verdura o choclo.

- Budín de verduras y queso.

- Ensaladas a base de pollo, huevo, arroz y fideos integrales, legumbres y vegetales de estación.

- Wok de verdura o pollo.

- Hamburguesas caseras con ensalada.

- Croquetas de verdura y queso o arroz y vegetales.

- Tortillas de papa, zapallitos o espinacas.

- Revuelto de zapallitos y cebollitas con graten de salsa blanca y queso rallado. 


Para los snacks o colaciones del recreo

- Frutas frescas de estación.

- Un puñado de frutos secos. En este caso, "es importante remarcarles a los pequeños que no deben consumirlos mientras corren o juegan, porque tendrán riesgo de atragantamiento", sugiere Montes de Oca.

- Yogur con frutas o cereales.

En cuanto a las golosinas, la licenciada Cóccaro da luz verde a “las barritas de cereales, los turrones, las obleas de arroz bañadas en chocolate o aquellas opciones en tamaño individual”.

Hay que tener en cuenta que “8 de cada 10 niños comen un snack por día y 6 de estos 8 ingieren aquellos de mala calidad y que afectan su salud”, completa Montes de Oca.


La bebida ideal

“El agua es la mejor bebida que debe tomar un chico”, explica el doctor Montes de Oca. Los jugos sintéticos y las gaseosas deberían quedar reservados para los cumpleaños, los fines de semana u otros momentos especiales.


A la hora de preparar la launchera

La licenciada Cecilia Sánchez, del equipo de nutrición de CRENYF, da algunos cuidados y tips.

- La comida puede prepararse el día anterior y llevar a la heladera. Las launcheras conservan el frío, no refrigeran. Por eso, es importante que al colocar la comida en la misma, esta se encuentre previamente refrigerada.

- Los alimentos que van a la heladera deben colocarse en recipientes poco profundos. Esto ayudará a acelerar el proceso de enfriamiento.

- Las frutas deben lavarse con cuidado. Sobre todo, si se acostumbra comerlas con la piel.

- Los alimentos que hayan sobrado de la vianda no deberán utilizarse para el menú del día siguiente. De esta manera, se evitará traspasar posibles bacterias que hayan proliferado a lo largo del día en los alimentos. Hay que tener en cuenta que las launcheras conservan la temperatura entre seis y ocho horas.

“Es importante educar a los niños en el momento de comer. Alimentarlos de manera saludable requiere, no solo de conocimiento de cómo hacerlo, si no del compromiso y la dedicación por parte de los padres y de los adultos responsables”, concluye la licenciada Cecilia Sánchez, del equipo de nutrición de CRENYF.

FUENTE: Clarin  

Compartir:

Ineba

INEBA 2018 - Todos los derechos reservados