Cargando...
05-02-14 Prevención

Diabetes. Estar informado puede ayudar y prevenir

La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por niveles altos de azúcar en la sangre...

La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por niveles altos de azúcar en la sangre (hiperglucemia) que requiere tratamiento de por vida.

La incidencia de la diabetes está aumentando tan rápidamente que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la considera una epidemia. Se estima que la diabetes tipo 2 en adultos aumentará mundialmente más del 100% en los próximos 25 años. En nuestro país 7 de cada 100 personas son diabéticas.

LO IMPORTANTE SOBRE LA DIABETES

Comprender qué es la diabetes requiere conocer dos procesos a través de los cuales el organismo transforma los alimentos en energía durante el proceso de digestión:


  • El azúcar -o glucosa- contenido en los alimentos entra al torrente sanguíneo. La glucosa es transportada por la sangre.
  • La insulina -una hormona que produce el páncreas- facilita su ingreso a los músculos, la grasa y las células hepáticas, donde puede transformarse en energía
  • El valor normal de la glucemia es de 70-109 mg/dl. Si el indicador es mayor de 110 mg/dl, el médico realizará distintos estudios para diagnosticar la enfermedad.

Las personas diabéticas presentan hiperglucemia por una o ambas de las siguientes causas:


  • El páncreas no produce suficiente insulina.
  • Los músculos, la grasa y las células hepáticas no responden de manera normal a la insulina (resistencia a la insulina)

Existen diferentes tipos de diabetes. Aunque tienen aspectos en común, son enfermedades distintas y tienen diversas causas y tratamientos:


  • Diabetes tipo 1: generalmente se manifiesta en la infancia o adolescencia. El organismo produce poca o nula cantidad de insulina. Se la trata con inyecciones diarias de esta hormona. Se desconoce la causa exacta, pueden influir factores genéticos, virus y problemas autoinmunes. Su aparición es brusca y produce síntomas desde el comienzo: cansancio, fatiga, aumento de la sed, aumento de la micción, náuseas, vómitos o dolor abdominal, aumento del apetito acompañada de pérdida de peso, visión borrosa, infecciones frecuentes, heridas que tardan en cicatrizar.
  • Diabetes tipo 2: abarca el 90% de los casos de diabetes. Generalmente se presenta en la edad adulta, aunque cada vez más jóvenes la padecen. El páncreas no produce suficiente insulina para mantener los niveles de glucemia normales, debido a que el cuerpo no responde bien a esta hormona. No suele producir síntomas específicos en su inicio, por lo que gran parte de los diagnósticos son tardíos.
  • Diabetes gestacional: aparece en el 2% de los embarazos y representa un riesgo para la salud del feto. Las mujeres que la padecieron tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en algún momento de su vida.
  • Pre-diabetes: los valores de glucosa en sangre (glucemia) están por encima del valor normal pero no tan altos como en los casos de diabetes franca (entre 110 y 126 mg/dl. También es asintomática.

AUTOTEST

La probabilidad de padecer diabetes aumenta si se tiene:


  • Más de 45 años
  • Sobrepeso u obesidad
  • Estilo de vida sedentario
  • Padres o hermanos con diabetes
  • Un hijo que pesó más de 4 kilos al nacer o diabetes gestacional
  • Hipertensión arterial, colesterol HDL por debajo de 35 mg/dl o triglicéridos por encima de 250 mg/dl

Consulte con su médico para chequear sus niveles de glucosa en sangre, especialmente si experimenta:


  • Visión borrosa
  • Sed excesiva
  • Fatiga
  • Micción frecuente
  • Hambre y pérdida de peso a pesar del aumento del apetito
  • Dolor abdominal
  • Respiración rápida y profunda
  • Mareos, convulsiones o pérdida del conocimiento
  • Náuseas
  • Aliento con olor dulce
  • Somnolencia, falta de coordinación o confusión
  • Dolor de cabeza
  • Debilidad progresiva

PREVENCIÓN

Las personas que padecen diabetes en cualquiera de sus formas pueden hacer su vida normal con un cuidado adecuado. Manteniendo el nivel de glucemia apropiado se evitan complicaciones como: descompensaciones bruscas, problemas de piel, mala cicatrización de heridas y alteraciones en el funcionamiento de las arterias del corazón, del cerebro, los ojos, los riñones y la función de los nervios que llegan principalmente a las piernas.


Se puede retrasar la aparición o prevenir la diabetes tipo 2, para ello se recomienda:


  • Mantener el peso ideal
  • Aumentar la actividad física
  • La visita anual al medico es fundamental para detectar precozmente esta enfermedad

CURIOSIDADES

Mitos y creencias acerca de la diabetes


El diabético debe consumir alimentos especiales. Los alimentos "para diabéticos" poseen un costo superior que es innecesario y a la falsa creencia de que al ser aptos, pueden ser consumidos sin límites. Es importante llevar una alimentación equilibrada indicada por el médico, que incluya un amplio surtido de verduras y frutas baja en grasas, lácteos descremados y controlada en sal.


Las personas con diabetes tienen mayores posibilidades de resfriarse y sufrir enfermedades infecciosas.La condición diabética no predispone a padecerenfermedades infecciosas. Si la persona con diabetes tipo 2 baja de peso, se cura. Hasta la fecha, la diabetes no es curable, aun con una reducción de peso corporal.

Compartir:

Ineba

INEBA 2017 - Todos los derechos reservados